3 de mayo de 2010

Pensamiento cartesiano (I Parte)

Para comprender a Descartes en primer termino, hay que dilucidar acerca de su duda por todo aquello que los sentidos nos muestran, el autor quiere encontrar aquella cosa que le sea inmanente la indubitabilidad.
La mente aprehende la sustancia que se encuentra ajena a ella, en el mundo exterior y lo hace a través de representaciones, es decir, la mente observa y obtiene una representación de lo observado.
Ahora bien, Descartes pretende fundamentar una ciencia, y esta ciencia debe estar basada en principios de los cuales no haya cabida para la duda, que tengan el criterio de la certeza, que le genere una confianza absoluta y de lo cual pueda enunciar criterios seguros e innegables, para ello apela a la unidad de la ciencia, en este sentido es una ciencia única con diversos objetos, debido a que se encuentra una certeza, y esta nos acerca mas hacia otra u otras certezas. Descartes reivindica la búsqueda de un saber universal, afirmando la interconexión existente entre las ciencias.
Con el propósito de cimentar una ciencia que no permita claroscuros, que no asiente probabilidades, la indubitabilidad impide la probabilidad , los conocimientos que se buscan deben ser indubitables y se debe tener presentes solo aquellos con la caracteristicas de la certeza. Ahora delimitando el objeto de estudio con esta propiedad de la indubitabilidad resultaría solo dentro de este campo la aritmética y la geometría. Descartes critica profundamente el silogismo heredado de sus antecesores, por tratarse de una construcción lógica que solo sirve para demostrar un conocimiento, pero que nada aporta a la indagación de un principio o de una verdad.

Aquello mediante la cual se puede encontrar un conocimiento del que no se pueda dudar es la deducción , que es la inferencia de una cosa mediante otra y es por ello precisamente que la aritmética y la geometría arrojan certidumbre, ya que no es necesaria una experiencia previa, sino que son producto deducido del razonamiento. Así el autor establece como modelo esta dos disciplinas. platea llegar a un conocimiento que sea tan evidente y que alcance tal grado de confiabilidad y certeza tal como la aritmética y la geometría.

Descartes parte de un pensamiento deductivo interno, una deducción clara y evidente para él, si se pretende llegar a adquirir y conocimiento verdadero. Para llegar a fundamentar una ciencia con bases infalibles, es necesario conocerla mediante dos operaciones propias de nuestro entendimiento , tales como la intuición y la deducción.
En este punto se presenta una doble connotación, por un lado encontramos a un Descartes que describe la intuición como " una concepción no dudosa de la mente pura y atenta que nace de la sola luz de la razón", de forma tal que insinúa una mente pasiva que conoce la naturaleza mediante la razón. Similarmente lo expresa en la Carta al Marques de Newcastle, donde considera a la mente como aceptante del conocimiento que condescenientemente Dios le descubre y no como generadora. Y por otro lado Garber interpreta la intuición como "el proceso de formar una idea o noción", en este caso el "formar" se entiende como una indicación de una mente que crea, que forma, es decir una mente activa.
Desde mi punto de vista considero que la mente se comporta simultamenamente de las dos formas, tanto pasiva como activa, pasiva al aprehender el objeto ontológico, y tomar la representación y activa al deducir una certeza de otra, al observar la cadena de proposiciones que la llevan de una verdad a la otra.
La deducción, Descartes, la señala como " todo aquello que se sigue necesariamente de otras cosas conocidas con certeza", es la proposición siguiente a una verdad indubitable como por ejemplo todas aquellas operaciones aritméticas que son el resultado de deducciones intelectuales. La deducción se da en le tiempo y tiene por contenido lo intuido, lo inmediato certero, es la intuición y de esta se desprende la certeza para producir lo deducido. es como los extremos de una cuerda, en un extremo el del principio, y como consecuencia y además como evidencia de la deducción que colgaría del extremo final de la cuerda.

El autor nos señala como modelo a las matemáticas, es el método que orienta como utilizar, la intuición para reconocer lo falso y dirigirnos hacia lo verdadero. Las matemáticas se encuentran presentes en todas las ciencias y por ello obtienen el calificativo de universales. Nos la presenta como modelo de certeza al cual debemos llegar en la búsqueda del conocimiento, no se debe ver la matemática como lo único verdadero sino como una guia de indubitabilidad a seguir.

La intuición es perspicacia, que se obtiene de la observación de las cosas mas simples, observar y aprehender aquello que se presenta lo mas simple posible, observar el detalle que se presenta evidente, claro y distinto. Por otro la do la sagacidad, ubicar lo mas simple y sobretodo lo mas ordenado posible, que no esconda nada y que se muestre en una clara expresión. Es comprender el orden en que se encuentran dispuestas las cosas en la naturaleza, en aquello que es simple para mi, de allí se pueden deducir los principios.
Garber al respecto de la intuición señala que en Descartes se observa lo ontológico que pertenece a la esfera de lo sensible y pasa a ser una representación intelectual, como lo es la intuición, que es un proceso en transición que va purificando la experiencia sensible y formando ideas claras y distintas.

Para que pueda darse un conocimiento es elemental que opere el entendimiento, no obstante el origen de las representaciones con las que opera, son de la experincia y no exclusivamente del intelecto. Hay dos cuestiones, por una parte un proceder material y por otra un conocimiento acerca de ese proceder que es un resultado del intelecto, la facultad del pensameinto no implica necesariamente que la cosa sea conocida.
Es decir en Descartes, el término intuición cambia radicalmente alejarse de los datos sensibles sin procesamiento, y en este sentido para Descartes la intuición siempre evoca hacia el conocmiento de la cosa, es decir, podría caerme una manzana en la cabeza sin yo tener el mas minimo conocimiento de las fuerzas fisicas que intervinieron en este hecho, pero por un acto intuitivo con una mente atenta y luego de observar una larga cadena de proposiciones pudiera llegar a una certeza de las causas o principios que dieron lugar al hecho.

No obstante, esta certeza que genera la intuición es necesaria pero no suficiente, para alcanzar los principios, hace falta algo mas que la certeza, hay que comprobar estas experiencias sujetivas y validarlas universalmente.

"La deducción es una intuición desplegandose en el tiempo", de manera tal, que se podría calificar a la intuición como una deducción momentánea, de lali que ambas operaciones parecen estar a la orden una de la otra, la sabiduría sería como una expansión d ela intuición realizandose en el tiempo.

Por otra parte Desmond Clarke aduce con respecto a la intuición que Descartes está pensando en una intuición donde es fundamental el uso dle sentido de ver, de forma tal que se hace necesaria la experiencia sensible y la imaginación. La intuición e sun proceso que se da a partir de un ver. lso fenomenos de la naturaleza, y para que esto ocurra debe existir previamente un acercamiento con los datos sensibles.
Así que tanto la imaginación y los sentidos como el intelecto constituyen partes vitales para el conocimiento humano. a traves del ver intelectualmente el objeto puede ser conocido. Mediante la intución es que el intelecto conoce y este es el acto mas simple, imposible de descomponer en partes para su análisis, es el acto mas elemental del entendimiento, y además es obligatorio al momento de captar lo que los fenomenos de la naturaleza me muestran.
Para poder encontrar una verdad indubitable  es preciso contar con la operación mas básica y simple del intelecto como lo es la intuición, de forma tal que puede mediante ella, dilucidar los conceptos y asimilar sus relaciones, asi mismo como comprender los razonamientos concatenados entre proposiciones.



Creado por Carlcole

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada